Remando hasta el mar. El Voyager I


” Un hombrecito de madera sonreía a un niño dentro de su canoa. Yo te hice remero por que tuve un sueño, decía el niño mientras situaba la canoa sobre un banco de nieve de una colina. El espíritu del sol posará su mirada sobre la nieve, la derretirá y el agua descenderá hasta el río, desde éste hasta los Grandes Lagos y desde allí llegará hasta el marTu irás con el agua y vivirás aventuras que a mí me gustaría vivir, pero no puedo ir contigo por que debo quedarme y ayudar a mi padre…

Esto es un fragmento de un cuento de 1941 tituladoRemando hasta el mar. Es la historia de un niño indio que en su ansia de aventura construye una canoa de juguete tallada a partir de un pedazo de madera. En ella introduce un pequeño indio, hecho también de madera al que llama “Paddle to the sea” y envía a ambos a un viaje que a él le gustaría hacer, pero que no puede por que es demasiado joven. El inicio de esta aventura comienza con la canoa posada sobre la nieve en lo alto de una colina, en cuya base, puede leerse en una inscripción tallada en la madera:Por favor si me encuentras, devuélveme al agua, estoy remando hacia el mar. El deshielo arrastra a Paddle hasta un arroyo y después hasta un río que desemboca en los Grandes Lagos. De esta forma comienza un largo viaje de kilómetros y kilómetros de distancia, durante cuatro años, hasta alcanzar el Océano Atlántico.

Paddle to the Sea (Remando hasta el mar)

Paddle to the Sea (Remando hasta el mar)

Miles de años atrás exploramos el Mediterráneo, hace más de quinientos nuevos continentes fueron descubiertos, y apenas hace 100 años Amudsen llegó hasta al Polo Sur, el último rincón inexplorado sobre la Tierra. Hoy, la sonda espacial Voyaguer I a más de 19.000 billones de kilómetros de distancia de nuestra Tierra, abandona la última frontera de nuestro Sistema Solar, la Heliopausa. Los últimos rayos cósmicos de nuestro sol ya no lo la tocan, y tras más de 36 años de viaje, se adentra en el espacio interestelar, hacia al interior de La Vía Láctea, rumbo a lo desconocido.

La sonda Voyaguer I fue lanzada por la NASA el 5 de septiembre de 1977, con el propósito de explorar los límites del Sistema Solar. Hoy en día es el objeto construido por el hombre que mayor distancia ha viajado, y su gemela la Voyaguer II lanzada 16 días antes la que más tiempo ha permanecido viajando. A pesar de haber agotado su vida útil, continua viajando a una velocidad de 17 Km/s impulsada por los tirones rotacionales producidos en la salida de las órbitas de aquellos planetas y satélites que ha visitado (Júpiter, Saturno, Titán Io…). Su motor termoeléctrico de radioisótopos también la impulsa  y a su vez alimenta sus elementos electrónicos, que se esperan permanezcan en funcionamiento hasta el 2025, momento en el que seguirá viajando pero ya no emitiendo.

Fotografía de la Tierra tomada por el Voyager 1 en febrero de 1990 a una distancia de seis mil millones de kilómetros.

Fotografía de la Tierra tomada por el Voyager 1 en febrero de 1990 a una distancia de seis mil millones de kilómetros.

El Voyaguer I, viaja llevando un mensaje consigo, se trata un disco de cobre bañado en oro titulado “The sounds of Earth”, en el que se saluda en 40 idiomas y dialectos diferentes. Se incluyó así mismo una serie de imágenes y sonidos de la tierra, así como una recopilación de canciones de diversos géneros y países. Fueron seleccionadas por un comité de sabios presididos por el escritor y astrónomo Carl Sagan, es como un mensaje en una botella que tardará más de 40.000 en llegar a la estrella más cercana, solo podrá ser encontrado si alguien o algo es capaz de llegar hasta el infinito espacio interestelar.

Contiene así mismo un mensaje en código binario en el que se muestra las 3,6 revoluciones por minuto a las que se debe hacer girar el disco. También incluye información sobre el ADN humano y una tabla con la conversión entre el código binario y el decimal. Finalmente, se especifica a esos seres extraterrestres hipotéticos, la situación del sistema solar con respecto a 14 púlsares cercanos, y un símbolo del átomo de hidrógeno, el elemento más común del universo.

Mensajes en Disco de cobre

Mensajes en Disco de cobre

La mitad de las cataratas se hundía en la niebla que cruzaba un arcoiris, el remero cayó por el arcoiris y continuó cayendo. El remero ya había surcado ríos, cruzado lagos y remontado rápidos, tan grandes que los barcos los evitaban, pero estos rápidos eran olas de 10 metros, pasaban como cometas golpeando el barco hasta hacerlo casi naufragar…

Hay muchos maneras de abrir una senda, pero la búsqueda de la verdad no se encuentra entre aquellos motivos que nos hacen lanzarnos detrás de lo desconocido. Es la curiosidad, la que nos hace mirar allí donde un cartel que lo prohíbe, la misma que nos impulsa a escalar cumbres donde nos encontramos con nosotros mismos, o a conducir por carreteras secundarias que no llegan a ninguna parte. La curiosidad está dentro de nuestro ADN y es la llama del conocimiento humano. Se trata de algo que está en el interior de nuestras mentes, que nos habla de mitos ancestrales, de Pandora, de la manzana de Eva, o la mujer de Lot, que nos llevan a arriesgarnos aunque sepamos que tal vez no tengamos nada que ganar, pero que merece hacerse por el simple hecho de que llegar a sorprendernos por aquello que descubramos.

¿Quien siendo niño no construyó alguna vez barcos de papel que lanzar a un río? . No supimos dónde llegaron, si quedaron atrapados apenas segundos después haber salido, entre las ramas de cualquier árbol a la orilla del río, o si por contra, llegaron hasta un estanque o incluso hasta el mar. Esos barcos se convirtieron en símbolos de nuestros sueños, parte de lo que somos viajó o incluso sigue viajando en su interior y algún día, tras ellos, también viajaremos nosotros, es entonces cuando nuestros sueños se convertirán en realidad.

Referencias Bibliográficas

  • Paddle to the Sea (Remando hacia el mar) 1941 Holling Clancy Holling
  • La última Frontera. Serie Tv Doctor en Alaska.
  • El disco de oro más valioso no se lo dieron a un cantante. Por Miguel Artime | Astronomía para terrícolas – mié, 24 oct 2012
  • http://es.wikipedia.org Voyager I
Anuncios

5 comentarios

  1. diciembre 4, 2016 a 8:01 pm

    […] no es algo nuevo en este blog. Hace un tiempo escribí parte de la historia en el post titulado “Remando hasta el mar”, allí narraba con un montaje de vídeo, el viaje más largo que de alguna manera, el hombre haya […]

  2. cuidarconcuidado said,

    febrero 4, 2016 a 9:57 pm

    Extraordinario!!! Felicidades

  3. Anónimo said,

    octubre 6, 2013 a 11:47 am

    Muy chulo Juan Carlos lo de remando hasta el mar.

    • juancarlosisla said,

      octubre 6, 2013 a 3:43 pm

      Muchas gracias!!, me alegra que te haya gustado

  4. glori said,

    septiembre 26, 2013 a 4:50 am

    Precioso post!!!…la música inmejorable!!!me encanta!!!…Creo que todo sueño se puede hacer realidad…y todo el mundo puede conseguir lo que desea….aunque para ello deba primero creer que puede y segundo luchar duramente y a pesar de todas las barreras, nunca perder la esperanza ,nunca desfallecer,nunca rendirse..porque al final de ese camino nada fácil está nuestra propia felicidad!!!eres un crack!!!!gracias


¿Deseas opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: