Planta de Santa Sofía de Constantinopla, siglo VI.


Planta de Santa Sofía de Constantinopla, siglo VI.

La arquitectura Bizantinaes influenciada por la arquitectura paleocristiana y se sigue profundizando en la combinación de ética-estética, colaboración entre el maestro constructor y el teólogo, entre el sistema de proporciones geométrica y la arquitectura, en una palabra en el concepto de “arquitectura moralizada”.

El diseño en planta refleja la complejidad estructural y técnica de este edificio que transmite dentro de una concepción hercúlea del conjunto transmitir la magnificencia y la evocación interior. Por su parte sus arquitectos -Artemio de Talles e Isidoro de Mileto-, tienen presente el principio combinado de cuadrado y círculo ya que son lo símbolos que mejor resumen la naturaleza creada, una calculada proporción entre altura, profundidad y anchura. Nos encontramos ante la dialéctica entre la planta central y la basilical, las dos fórmulas que se van a ensayar mas en la arquitectura religiosa de ese momento.

Podemos observar por otro lado en planta un doble nártex adjunto a un rectángulo cuyo espacio central, cuadrado y demarcado por cuatro pilares definen una centralización cubierta por una cúpula. Apreciamos por otro lado dos medios círculos del mismo diámetro que flanquean al este y al oeste de la cúpula central, en el alzado que no apreciamos serán dos semicúpulas que recogen el poderoso empuje de las fuerzas de la cúpula central, que en planta marque un eje, una dirección longitudinal al templo. Estas semicúpulas por otra parte prolongan una especie de nichos dispuestos en forma diagonal respecto al eje y que, además de contribuir al sistema de contención, originan una diafanalidad lateral, grandes huecos de arcadas y vanos.

Podemos concluir indicando que con esta obra, su promotor, Justiniano busca por un lado la magnificencia que merecía la identificación del emperador con el poder divino, con la voluntad de reproducir una milagrosa aproximación a lo divino mediante el juego buscado de luz, sombras, espacios plenos y vacíos, se pretendía elaborar en el interior de Santa Sofía una forma de visión “para abrir los ojos del alma y cerrar los del cuerpo”.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 43 seguidores

%d personas les gusta esto: